EL HUERTO EN ABRIL


    

   

 

                  

 

 

 

 

Tareas del mes

Las lluvias de primavera traen consigo una mayor humedad, creándose un ambiente idóneo para que caracoles y babosas campen a sus anchas. Si su presencia supone un perjuicio sobre nuestros cultivos, ya que sobre todo les encantan los brotes, las plantitas tiernas y las hojas, existen varias soluciones para controlar su población de un modo respetuoso con el medio ambiente.

  • Recogerlos manualmente. Aunque para facilitarnos el trabajo si situamos tejas u otros elementos que les sirvan de refugio, se reunirán en ellos y no tendremos que ir persiguiéndolos.
  • Trampas de cerveza. Recipientes a ras de suelo rellenados con cerveza hasta la mitad, en el que las babosas al ir a beber se ahogarán.
  • Rociar las plantas con una disolución de café. Diluir un litro de café cargado en 10 litros de agua y rociar las plantas afectadas, tierra y acolchados, con una regadera. Si sólo queremos ahuyentarlos se ha de diluir la misma cantidad de café en 20 litros.
  • Repelentes y tratamientos. Productos que sin ser dañinos para animales domésticos y fauna auxiliar pueden disminuir considerablemente la población de babosas y caracolas.

Esta mayor humedad también favorece la aparición de las denominadas “malas hierbas” especies silvestres que molestan porque compiten con los cultivos por el agua, nutrientes y espacio.  Algunas técnicas que eviten la aparición de estas especies son:

  • Control manual. En pequeñas extensiones nos puede bastar arrancar las hierbas que crecen junto a los cultivos manualmente o con ayuda de una azada.
  • Presiembra. Un par de meses antes de que empiece la siembra de las hortalizas, regamos abundantemente la zona destinada para ello. De esta forma, provocamos que las semillas de las hierbas que no nos interesan germinen antes y las eliminamos con el laboreo para preparar la tierra.
  • Acolchado. Técnica basada en cubrir los espacios de suelo alrededor de nuestros cultivos para que el sol no active la germinación de las hierbas que no nos interesen. La cubierta se puede hacer con paja, con otros restos vegetales de poda o desherbado.

¿Qué sembrar en abril?

  • Semilleros protegidos: calabazas, calabacines, melones, pepinos, pimientos y tomates.
  • Semillero descubierto: acelgas, apio, lechugas, y coles en general.
  • Aire libre: cardos, chirivías, espinacas, escarolas, judías de enrame, maíz, nabos, patatas, zanahorias, remolacha.

¿Qué trasplantar en abril?

  • Trasplante al aire libre: brócolis, calabazas, calabacines, coles de repollo de verano, coliflores de verano, hinojo, lechugas, rúcula y tomates.
  • Trasplante con protección: pimientos, berenjenas, calabacines, melones y sandías.

¿Qué cosechar?

  • Cosechas: alcachofas, coles, escarolas, espinacas, fresas, guisantes, habas, lechugas, nabos, puerros, rabanitos, remolachas, zanahorias.